Como nos condicionan (2)

.
Anterior: Como nos condicionan (1)
.

Las “noNoticias”

Al día de hoy hay una gran insistencia en el concepto de que “debemos de estar informados”. El concepto como tal es positivo, estar informado es bueno, lo que cabría preguntar ahora es de qué fuente de información debemos alimentarnos.

Cuando enciendes el televisor para ver las noticias, o mismamente si coges un periódico, se supone que te estás informando, pero cabe preguntarte si la realidad es que “te estás” informando o si “te están” informando. Dicho así parece una perogrullada, pero no lo es. Puedes coger un libro de historia y tratar de informarte de lo que pasó una época determinada, se supone que al ser historia pasada se han hecho estudios sobre ella y la información que vas a recibir es, más o menos, fidedigna… ¿O no? Al día de hoy mucha historia pasada se está revisando porque en su momento quién la escribió fueron los vencedores y, lógicamente, los vencidos no pudieron explicar su propia versión de la historia, con lo cual vemos que eso de informarnos, incluso sobre algo pasado, no resulta tan simple. Por tanto, ¿podemos saber realmente si ahora “nos estamos” informando o “nos están formando”?

Todo sabemos de cuestiones que hoy siguen siendo oscuras incluso en los países que se abanderan como los más libres del planeta (recordemos el asesinato del JFK que al día de hoy sigue pareciendo una novela de misterio), pensemos en tantas cosas que nos cuentan como reales para incluso iniciar guerras cuando, al final, no son tales… La verdad es que “nos informan” de lo que ellos quieren que estemos convencidos que es la verdad.Bueno, “eso lo sabemos todos” dirá alguno, “no hay de qué asustarse, con no hacer caso como yo…” El problema no es eso exactamente, el problema es el condicionamiento subjetivo, esto es lo más grave.

Quiero decir: Ves un programa sobre, por ejemplo, una afección para la salud como es la alergia. Ves la cantidad de cosas que las alergias producen, la información te entra por los ojos, por los oídos y, cuidado, por la parte emocional. Automáticamente la palabra “alergia” está asociada para ti a una cantidad enorme de pequeñas cosas y ninguna de ellas buena. Tras varias emisiones para “informarte” sobre las alergias tu mente y tu cuerpo saben asociar perfectamente esa palabra con un montón de reacciones físicas.

Posteriormente, amablemente, en las noticias “te informan” de que debido a ciertos factores ambientales las alergias están ahora en su peor momento y, en cuanto alguien a tu alrededor estornuda, directamente dices “eso es alergia” (siempre hay que demostrar a los demás lo listos que somos), sin ser consciente de que estás no solo hablando de una reacción normal del cuerpo, sino que estás desencadenando afecciones más profundas ya programadas en esa persona, algo parecido a un virus en un ordenador que, al dar en una determinada tecla, empieza a actuar. Esas afecciones no se producirán en ese mismo momento, sería demasiado notable, pero que pueden llegar a desarrollarse con la insistencia en repetir esa palabra y estar “más informado” sobre lo que supone.

He cogido esta palabra porque me asombra al día de hoy ver cuanta alergia hay en la sociedad. Ya no soy un jovencito y recuerdo bien que cuando era pequeño y estornudaba nadie me decía “eso es alergia” y, curiosamente, no había tantas personas alérgicas a mi alrededor. Se puede decir que hoy hay más contaminación, pero seguramente eso no sea cierto del todo. Ahora estoy viviendo en una ciudad en Inglaterra y cuando miro los tejados veo miles de chimeneas que, en otro tiempo, se pasaban por lo menos seis meses al año echando un humo negro resultado de la combustión del carbón. Todavía puedes ver muchos sitios donde quedan rastros del negro pasado del hollín, ¿no era eso contaminación y mayor que la de ahora? Sí, es cierto que los alimentos no son lo que eran, pero las alergias sin embargo afectan a alimentos que no tienen en sí mismos, la mayoría de las veces, mucho tratamiento industrial. Pueden llegar a ser muy naturales e, incluso si los coges absolutamente ecológicos afectan de la misma forma a la persona que es víctima de una reacción alérgica frente a ellos.

Como he estudiado cosas relacionadas con el condicionamiento mental sé bien que el lenguaje que utilizamos es un reflejo de nuestro interior. Si hablamos de enfermedades estamos en directa asociación con esas enfermedades, no estamos asociando a ellas aunque no queramos y, la verdad, pensemos qué gran negocio para muchas empresas es que estemos enfermos… Pensemos también en que, a muchos, nos viene bien estar enfermos porque así podemos justificar el no hacer o el fallar… “Si no fuera porque estoy así habría logrado…” Al final la enfermedad es un gran negocio para todos.

Pero para aquellos que no sientan de esta forma es necesario estar atento a como “nos informan”, porque más allá de ir a una guerra con un falso pretexto, lo cual es de por sí grave, hay otras cosas que parecen inocentes y no lo son.

Como, por ejemplo, observar que las noticias son, especialmente, sobre cosas que infunden temor, prevención. Desde la economía hasta salir a la calle todo está pensado para que el miedo forme parte de nuestra forma de ver el mundo, y cuando no es así, cuando nos dicen que la economía va bien, es más para que nos hagamos ilusiones de triunfos fáciles invirtiendo donde nunca deberíamos que otra cosa, es más en beneficio de otro que del nuestro… Si alguno duda que piense en ello por un momento.

Hay un dicho en inversiones de bolsa que dice: “Comprar con el rumor, vender con la noticia”. Cuando algo es noticia es que te lo están vendiendo, es el momento por tanto de qué tú no compres, sino de que si tienes vendas y, si no tienes, no te muevas porque si compras lo estarás haciendo en la cresta de la ola, ahí donde no se puede estar nunca mucho tiempo antes de caer.

Desde la salud, hasta la economía, pasando por lo social, la política, la educación o lo que se te ocurra ten cuidado, no “te estás informando”, “te están formando”, lo que se desea es que tú creas que es información.

___________
Como nos condicionan (3)

Anuncios

2 comentarios el “Como nos condicionan (2)

  1. Si que es verdad tan sólo … has visto los comerciales de una farmacéuticas importante Gen…la… ??? en ellos se ven operaciones dolorosas, las imágenes son tan perturbadoras que verlas te produce temor, cierto malestar , aunque tu no sientas alguno de los síntomas, si alguien de tu alrededor presenta uno sólo de la lista, lo primero que dices es ” cómprate el …. es buenísimo lo anuncian a cada rato ha de ser bueno ” , lo peor es que juegan con la desesperación de la gente ven a estos productos que ofrecen la sanación inmediata e indolora como un VERDADERO MILAGRO ,sin mostrar que mantener los larguisimos tratamientos (por cierto) es incosteables de una forma que no se tenga que decidir entre pagar las necesidades básicas o continuar con un tratamiento de estos…todo con la única razón … vender sus productos … y todavía inician diciendo
    “Porque tu salud es lo más importante en Gen… L… nos interesamos por tu salud por eso desarrollamos…”

    Puros cuentos y estrategias de mercadotecnia…en fin, no podemos pararlos, son enormes mounstros apoyados por algunos altos funcionarios que se ven beneficiados con hacer que no se dan cuenta de la timación que se lleva a cabo.

    Hay algo que todos podemos practicar la reflexión para dejar de actuar como borregos dejándonos llevar con la corriente.

    Tu blog lo he marcado como favorito así que me llegan tus actualizaciones…y definitivamente es interesante leerte…

    • Lo primero muchas gracias por tu comentario. La verdad es que no puedo dedicarle el tiempo que me gustaría, especialmente ahora que tengo bastante lío; además, mi intención inicial era más amplia, pero… En fin, se hace lo que se puede.

      En referencia a lo que dices, hay un libro que se llama “La Dieta de la Zona”; en él su autor explica como su primer “fracaso” fue darse cuenta que si no puedes proporcionar a las farmacéuticas una patente no les interesa nada de lo que puedas ofrecerles, por bueno que pueda ser. Esto es… Imaginemos que mañana se descubre que el ajo mezclado con avena (es sólo un ejemplo) sirve para curar un determinado tipo de cáncer… Pues no harían nada a su favor, incluso buscarían la forma de hacer desaparecer esa información porque lo que les interesa es vender producto con patente, carísimos y que, además, obliguen a largos tratamientos y, si es posible, que tenga efectos colaterales (esto no lo reconocen claro, te dicen que son inevitables) que hagan que te puedan vender otras cosas para paliar dichos efectos. En fin: Un gran negocio.

      Pero más allá de ello quería destacar como nos manipulan, y dado que he estudiado cosas como PNL, programación mental, etc., sé bien que hay mucho condicionamiento absolutamente inconsciente en nosotros, y sé hasta qué punto nos puede llegar a limitar o, incluso, enfermar. Por eso, cuando miro y escucho las noticias (muy raramente al día de hoy) observo con cuidado no lo que dicen, sino la reacción que en mí produce lo que dicen, pero no es fácil, hay que estar muy atento…. Por ello, cuando les oigo hablar de estafas de políticos y otra gentecilla similar intento escuchar mi diálogo interior sobre ello, cuando veo noticias sobre asesinatos o guerras observo mi cuello y mis hombros, a ver si se contraen, etc… Esto vale para las noticias porque es un machaque diario bien organizado, y recordemos que cuando oyes que es una noticia de la agencia EFE, o Reuters o la que sea, estás oyendo noticias difundidas por empresas privadas… Ninguna de ellas son una ONG, son negocios dentro de otros negocios, que tienen vínculos con otros grandes conglomerados empresariales… Siendo así, ¿de verdad alguien se cree que nos van a decir la verdad? Yo no.

      Como decía esto vale para las noticias, pero también vale para las películas: El pobre e insignificante personaje que trabaja en un empleo oscuro y que ni siquiera es apreciado pero que es un héroe, enfrentado al rico que es un villano… La ecuación no puede ser más simple: Pobre + Insignificante + Empleo oscuro = Héroe… Ejemplo a seguir, pero… Rico = Villano… ¿Así quién va a aspirar en su fuero interno, en su imaginación que es donde pueden forjarse los sueños, a ser rico…? Mejor pobre y honrado que… Si el que no se consuela es porque no quiere. Pero la clave aquí, como antes, es ver a quién aplaude tu fuero interno, a quién apruebas y cómo te sientes viendo esa película… Y esto es importante, porque los más importantes “gurús” del desarrollo personal te dicen que tienes que tener mucho cuidado con este tipo de programación, porque te dejan sin opciones.

      Estos son sólo ejemplos, pero a poco que lo pienses encontrarás muchos que te llamarán la atención si no lo han hecho ya. Si eres Consciente de este tipo de cosas no es que te vuelvas inmune a ellas, es que descubres que no eres inmune y… Dejas de ver las noticias 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s