Creer o no creer… Una elección libre pero… ¿Consecuente?


A la hora de tratar temas que se salen de lo comúnmente aceptado, ya sea del tipo que sea, lo más fácil es encontrarse con una reacción adversa por parte de una mayoría de personas. Sin que hayan investigado, estudiado, analizado nada de lo que estás planteando, directamente, se ponen en una posición contraria, ¿por qué? ¿Por qué buscar esa negación y buscar argumentos de todo tipo para enfrentar ese planteamiento que se sale de lo que hemos decidido creer como cierto? ¿Es que no es posible algo diferente, es que no es posible que otra cosa pueda ser cierta?

La cuestión es que las personas necesitan sentirse seguras, prefieren una mentira tranquilizadora que una verdad inquietante, aunque esa verdad pueda ser vital, y utilizan sus creencias para defenderse de todo aquello que no puedan controlar.

Pero no es sólo el campo de religioso o místico donde se da esta actitud, en el campo científico se han producido por cientos de años luchas entre lo que se aceptaba por verdadero y lo que, al final, era verdad; y señalo esto porque en los momentos que planteas algo que se sale de lo comúnmente aceptado el tipo de oposición normalmente queda entre estos dos grupos: Los creyentes y los no creyentes o científicos.

Los creyentes, me refiero a los que se adhieren a una creencia religiosa o a un grupo de orden místico o espiritual, tienen que cuadrar lo que dices con lo que sus jefes o gurús indican como cierto. Porque para ellos un día Dios bajó, se puso a dialogar con alguien que ya está muerto y con el que no puedes contrastar lo que realmente dijo y, desde entonces, ya no suelta prenda, se ha dado la vueltas y nos ha dejado a nuestra buena suerte.

De nada sirve, por ejemplo y sólo por ejemplo, indicarle a un cristiano que la reencarnación es algo que se abolió como creencia en un concilio allá por el siglo V (los concilios fueron donde se dio forma a la palabra que se supone Dios había dicho para amoldarla a los poderes reinantes y nada más), no importa, ellos seguirán “negando la mayor”. Y lo mismo sucede con cualquier otra religión, porque las religiones no están pensadas para ayudar al los seres humanos a crecer y ser más libres, sino están pensadas para que hagan lo que se espera de ellos. Y una de las cosas que se espera de ellos es que defiendan un determinado código de creencias a capa y espada (sobre todo de espada si es necesario). No se trata de saber la verdad, se trata de defender la cárcel de esa religión, porque está claro que todas las religiones son cárceles, primero para la mente y, a través de ella, del cuerpo y todo lo demás (quizás un día me ponga con este tema). Y si tienes dudas date cuenta que todas dicen lo mismo: Piensa lo que yo digo que tienes que pensar y, especialmente, haz lo que yo digo que tienes que hacer y así, tal vez, un día alcances la dicha eterna, la iluminación o lo que en otra vida, en otro lugar o donde sea, pero… Aquí y ahora no, no es posible, se siente… Porque no eres lo suficientemente puro, santo, no cumples suficientemente con nuestros santos preceptos, etc….

En cuanto a los que no creen, los que van de científicos, lo tienen peor, porque con un simple repaso a la ciencia de los últimos cien años vemos que es un constante destruir lo inatacable para empezar a creer lo que anteriormente era “milagroso”, lo imposible. Prácticamente no hay al día de hoy posibilidad de mirar a nada de nuestro entorno que no haya desafiado leyes inatacables en otro tiempo no muy lejano. Sin embargo, ponen el mismo empeño en “creo en lo que veo o puedo tocar o… similar.” Sin embargo ahí está la física cuántica, además de todo lo anterior y otras muchas cosas, para dejarles en pañales y darles argumentos para ser menos intransigentes, pero no, al igual que los del grupo anterior ponen el mismo empeño en defender lo que, incluso, están lejos de comprender.

Pero no hablo sólo de lo “mágico”, hablo incluso de lo político, de lo social, de los hechos del día a día. No voy a entrar aquí en analizar ciertos casos a modo ejemplo, porque este escrito es sólo porque en algún momento me voy a adentrar en cosas que se salen de lo lógico y fácilmente analizable o contrastable y, en ese momento, quiero haber aclarado antes este punto, quiero señalar que las personas utilizan sus creencias como muros defensivos frente a lo desconocido, pero que terminan muriendo a nivel de conocimiento, y de otros niveles también, dentro de esos muros porque no pueden aceptar nada que esté fuera de ellos. Sin embargo, la historia de la evolución de la humanidad es sólo eso… Romper y traspasar muros y barreras. Nada más.

Cuando nos enfrentemos a un conocimiento que nos hace sentirnos incómodos creo que lo suyo sería preguntarnos por qué… Cuando alguien dice una estupidez manifiesta todo lo más sonríes, ¿por qué entonces cuando algo te revuelve internamente, en mayor o en menor grado, lo primero es negarlo y atacarlo? Deberíamos tener claro que todo pensamiento estructurado y codificado, desde las religiones a la misma ciencia, está pensada para hacer que el ser humano piense de una forma uniforme y conseguir una reacción uniforme. Miremos con qué saña los más convencidos de cualquiera de esos modelos defienden su “verdad”, esos que llamamos fanáticos. ¿Realmente cuando algo es Verdad necesita esa defensa? Las verdades terminan siempre por imponerse, esa saña lo único que pretende es defendernos de nuestras propias inseguridades y nuestros propios miedos…

Si algo de lo que alguien diga te revuelve internamente o te molesta sin una razón clara, intenta comprender que está pasando, porque las más de las veces sólo la verdad es lo que molesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s