Conspiraciones… ¿Existen?

En la “Rebelión de las Masas” Ortega y Gasset decía:Observad a los que os rodean y veréis cómo avanzan perdidos por su vida; van como sonámbulos dentro de su buena o mala suerte, sin tener la más ligera sospecha de lo que les pasa. Los oiréis hablar en fórmulas taxativas sobre sí mismos y sobre su Contorno, lo cual indicaría que poseen ideas sobre todo ello. Pero si analizáis someramente esas ideas, notaréis que no reflejan mucho ni poco la realidad a que parecen referirse, y si ahondáis más en el análisis, hallaréis que ni siquiera pretenden ajustarse a tal realidad. Todo lo contrario: el individuo trata con ellas de interceptar su propia visión de lo real, de su vida misma. Porque la vida es por lo pronto un caos donde uno está perdido. El hombre lo sospecha; pero le aterra encontrarse cara a cara con esa terrible realidad y procura ocultarla con un telón fantasmagórico, donde todo está muy claro. Le trae sin cuidado que sus «ideas» no sean verdaderas; las emplea como trincheras para defenderse de su vida, como aspavientos para ahuyentar la realidad.

He sido testigo de cómo ante evidencias insalvables, ante las cuales lo único que puedes como poco es quedarte la duda, las personas buscan tozudamente cualquier excusa para seguir creyendo que “todo está muy claro” aterrados de encontrarse con la terrible realidad de ese caos en el que están perdidos. El ego está tan necesitado de seguridades que es normal tratar de proteger la necesidad de tener razón al coste que sea, incluso de la mentira… Aunque es cierto que cuando llegas a ciertas cuestiones te quedan más dudas que “claridades”. Pero lo gracioso es que cuando llegas al punto de que algo no cuadra exigen para poder creer que les expliques claramente cual es la realidad, tal como se la explican los medios formales a él para llenarse de confianza, pero lo único que puedes hacer es mostrarle la disonancia, lo cual no es algo tan extraño ya que a nivel científico es algo admitido, por ejemplo los astrónomos dicen que existen determinados cuerpos celestes aunque no puedan verlos ni mostrárnoslos, sólo porque algo falla en sus cálculos matemáticos y ese fallo viene a demostrar que en ese espacio que examinan debe haber “algo” que afecta a dichos cálculos. Pues en el terreno de las conspiraciones es lo mismo: A veces lo que falta o lo que sobra es lo que hace que toda la maravillosa maquinación matemática que deja todo bien cuadrado falle, sin embargo no puedes mostrar el origen de tal fallo, sólo puedes mostrar que “no cuadra”.

Eso sí, como decía Ortega y Gasset, la persona prefiere ocultarlo con un telón fantasmagórico donde todo está muy claro, y así hace poco escuché una persona decir en tono taxativo, ceño fruncido para dar más fuerza a su afirmación y con gesto un tanto despectivo para no dejar lugar a dudas: “Las conspiraciones no existen”… No dije nada, ¿de qué hubiese servido? A las personas convencidas de sus propias mentiras no merece la pena ponerse a dialogar con ellas, sólo conseguirás discutir porque no estás hablando de hechos, sino de creencias, de fe… Y contra eso no puedes siquiera mostrar la razón que puedas tener, te ridiculizarán, te impedirán hablar y poder explicarte o te atacarán como sea, todo con tal de no darse a sí mismo la oportunidad de aprender que, tal vez, puedan estar equivocados, que por muy seguro que estés de algo muy bien puedes estar equivocado, si hasta hemos tenido Premios Nobel por conocimientos que hoy se han demostrado no ser válidos…

Pero primero, ¿qué es una conspiración? Una definición es “un entendimiento secreto entre varias personas, con el objetivo de derribar el poder establecido, y/o con vista a atentar contra la vida de una o varias personalidades (autoridades), para así trastocar el funcionamiento de una estructura legal y obtener de ello un beneficio”.

Bueno… En esta definición vemos las características básicas del concepto: “Entendimiento que se genera por una asociación secreta de personas para alcanzar un objetivo que beneficie a las personas partícipes de dicha asociación”. ¿Objetivos? Pueden ser muchos, desde lo que hemos oído alguna vez de que las petroleras u otras empresas de suministros se pongan de acuerdo para tener precios similares en sus productos hasta incluso derrocar un gobierno o, algo tan aceptado como son los lobbies o que cuatro amigos políticos se junten para arruinar una empresa pública y venderla justificando la eficiencia de la empresa privada a precio de saldo a otro amigo. Todo eso es conspiración, y es sólo lo menos. Todo el montaje de la guerra de Irak y las armas de destrucción masiva fue pura conspiración y así podríamos seguir al infinito, ¿podemos negar que la conspiración existe? Sólo si tenemos interés en negarlo o estamos ciegos y sordos intelectualmente.

Sin embargo, a lo que esa persona se refería era a algo más concreto cómo que un grupo secreto de personas dirigen los destinos de la economía y, por ende, de nuestras vidas y del mundo. Porque parece que el tipo anterior, esa manipulación y estafa general que nos llega desde el mundo de la política está tan aceptado que ya se considera normal, y no conspiración.

JFK y su creencia en las conspiraciones y sociedades secretas

Pero a mí, mientras le miraba seguir hablando sin ya escucharle recordé a una persona cuya fama ha permanecido a lo largo del tiempo y quizás es el mejor ejemplo de ser víctima de la Conspiración porque al día de hoy, cincuenta años después de su asesinato sigue siendo cierto para cualquiera medianamente inteligente que hay más dudas que certezas sobre quién o quienes y por qué fue asesinado.

JFK si creía en la conspiración y en las asociaciones/sociedades secretas tal como explicó en la conferencia ante la “American Newspaper Publishers Association” en el hotel Waldorf-Astoria de Nueva York (habla de ello a partir del minuto seis, para los que vayan cortos de tiempo y también hay subtitulada una versión en castellano que va directamente al grano de lo que dijo). Dejaba claro con sus palabras que para él (y pensemos en el nivel de información que ese hombre podía tener) la conspiración y las sociedades secretas existen y como decía abarcaban todas las áreas de la sociedad, siendo una eficiente maquinaria que combina operaciones militares, diplomáticas, económicas, científicas y políticas… No era sólo una cuestión política sino que abarcaba algo mucho más vasto,  y sus palabras fueron incluso premonitorias diciendo que sus disidentes son silenciados… Y también fueron realmente duras, incluso decía que el peligro que esto representa es incluso mayor que una guerra:

Las conspiraciones y las asociaciones secretas existen para alcanzar sus propios fines, el problema es que esos fines son contrarios a los nuestros señala en su discurso… ¿De verdad alguien puede dudar de la capacidad mental de ese hombre en ese momento? Uno de los mayores líderes políticos de la historia que según dicen fue el último gran presidente de los EEUU… Si un hombre y un político de su calibre, con las fuentes de información que podía tener declaraba públicamente su creencia en las conspiraciones y las sociedades secretas no seré yo quién tenga la petulancia de negarlo mirando para otro lado, aunque sea para calmar mi inquietud, dudas, temor o incluso real ignorancia del tema o afianzar mi ego y menos vistas las circunstancias que rodearon su asesinato. Creo que para mucha gente común -no para los que participan en esa y otras conspiraciones aunque sean menores y juegan a la desinformación- es necesario reconfortarse, incluso inconscientemente, y para ello lo primero es acallar la memoria y luego nuestro sentido crítico.

Hay un hecho también curioso en ese discurso: Hace un llamamiento a la prensa y pide su ayuda para informar y alertar al pueblo americano… Digo que es curioso porque tienen mucho más sentido si escuchamos las palabras de David Rockefeller hablando en junio 1991 en una reunión del Grupo Bilderberg en Baden (una reunión a la que asistió también el entonces gobernador Bill Clinton y Dan Quayle):

“Estamos muy agradecidos al Washington Post, el New York Times, Time Magazine y otras importantes publicaciones cuyos directores han asistido a nuestras reuniones y han respetado sus promesas de discreción durante casi cuarenta años. Habría sido imposible para nosotros desarrollar nuestro plan para el mundo si hubiéramos sido objeto de las brillantes luces de la publicidad durante esos años. Pero, el trabajo es ahora mucho más sofisticado y preparado para marchar hacia un gobierno mundial. La soberanía supranacional de una élite intelectual y de banqueros del mundo es seguramente preferible a la nacional autodeterminación practicada en siglos pasados ​​”.

O sea, uno de los más prestigiosos presidentes de la historia pedía ayuda a la prensa para informar y alertar y uno de los hombres más ricos del planeta agradece a la prensa su silencio para lograr sus planes, si esto no es conspiración… Y esos planes son el dominio del mundo por una élite que tiene la prepotencia de denominar intelectual y, algo mucho más siniestro: Los banqueros y sus intereses. Si miramos como funciona el sistema bancario en los EEUU o en Europa actualmente realmente nos damos cuenta que trabajamos para generarles riqueza, y eso no es algo casual… (por si alguno no sabe todavía cómo funciona el tema del BCE y de qué va la FED sugiero echen un vistazo a los enlaces que dejo al final, es una información que viene de la mano de senadores de los EEUU, gente con prestigio internacional y catedráticos, o sea… Personas realmente informadas y que no participan de los grupos de desinformación).

Por si no era poco con esas palabras, Rockefeller en sus memorias dice: “Algunos incluso creen que somos parte de una cábala secreta de trabajo contra los mejores intereses de los Estados Unidos, caracterizando a mi familia ya mí como “internacionalistas” y de conspirar con otros alrededor del mundo para construir una estructura mundial más integrada política y económicamente, un sólo mundo, si se quiere. Si ese es el cargo, soy culpable, y estoy orgulloso de ello. ”

Vamos… Se pueden retorcer estas palabras para agarrar el rábano por las hojas, pero dice claramente que ha conspirado y que forma parte de un grupo secreto… (hay muchas fuentes de esto en Internet y es son afirmaciones cuyo contenido está más que contrastado, pueden verse, entre otros y por ejemplo en: Rockefeller – New World Order Quotes).

Acabamos de ver como dos personas muy acreditadas hablan abiertamente sobre sociedades secretas y conspiraciones. Una advirtiendo de su funesto impacto, e incluso sufriéndolo, y otro alardeando de su eficiencia para lograr su planes. Uno pidiendo ayuda a la prensa para darlas a conocer y otro agradeciendo que se hayan silenciado… Está claro que la prensa, como otros, se colocan del lado del más poderoso porque seguramente es más rentable y menos peligroso, aunque sea faltar a la verdad.

Conclusión

Esto es sólo un ejemplo, hay para llenar tomos de libros, pero con las palabras de estas personas en la mano y si uno realmente quiere enterarse no puede negar ya que la conspiración y esos grupos secretos existen, no hacerlo es ponerse sin mucho sentido lógico a la contra de lo que ha afirmado gente muy acreditada y los hechos acompañando a sus palabras vienen a validar, a menos que se tenga interés en jugar a la desinformación y/o formar parte de esos mismos grupos que trabajan mucho mejor en la sombra. Lo cual no le resulte extraño a nadie si le pasa, porque a lo largo de los años he conocido personas cuyo discurso por obtuso era tan contrario a la capacidad o posición que acreditaban tener que no podía comprender su interés en mantener ciertas posiciones, hasta que pasado el tiempo me terminé enterando que formaba parte en secreto de alguno de esos grupos que aspiran a manejar el poder (me ha pasado con un par de personas, una resultó ser del Opus y el otro Masón, ambos muy inteligentes por cierto).

Uno de los problemas en la actualidad es que Internet nos da acceso a mucha información y no toda puede descalificarse. Hay mucha gente muy acreditada que hoy puede a través de ese medio llegar a la gran masa, cosa que hace sólo un par de décadas era imposible. Conocer qué pasaba en ciertas áreas, saber quién era quién pasaba por encontrar un editor que quisiera publicar tu libro y luego difundirlo (cosa que visto el discurso de Rockefeller no sería fácil si querías hablar de ciertas cosas), hoy eso ya no es necesario. Por eso hace veinte años o menos saber ciertas cosas o quién está detrás de ciertas instituciones o cómo funcionan realmente ciertas cuestiones era una tarea imposible.

Por ello quiere también controlarse Internet y hay  toda la intención de poner  en marcha una legislación que va a hacer que las críticas que se le hacen a China sobre este aspecto sea una nimiedad, y aunque de momento los intentos sobre este asunto parece se han detenido, si leemos con atención veremos que todavía no se ha dicho la última palabra: Los gobiernos no tendrán más control sobre Internet, por el momento.

En fin… Hace muchos años yo tampoco creía en las conspiraciones, pero a fuerza de no entender ciertas cosas por la vía de la lógica llegué a la conclusión de que había algo extraño detrás de todo ello y cuando me detuve y tomé el tiempo de analizarlo que sorprendí bastante de las conclusiones que saqué: Hay grupos de poder que, por la razón que sea, mantienen todo tipo de mentiras sobre los más diversos asuntos, incluso sobre muchos donde no ves claro el beneficio económico que podrían sacar, debe haber otros beneficios inimaginables.

¿No hay conspiración…? ¿De verdad podemos confiar en los que nos dicen nuestros políticos y dirigentes? Y si nos quedan dudas sobre que la conspiración y las asociaciones secretas existen y no nos bastan las palabras de las personas que hemos referido, miremos lo que al día de hoy está pasando, pensemos si puede ser casual tanta coincidencia con lo que nos dicen y si seguimos dudando apliquemos las palabras de Sir Arthur Conan Doyle: ““El criminal suele ser por lo general aquél que obtiene más beneficio del crimen”. Más allá de las apariencias y las contabilidades amañadas (no hay departamento más creativo que el financiero)… ¿Quién se está beneficiando de la situación actual? Pues quién decía Rockefeller: Una determinada élite “intelectual” y de banqueros del mundo.

_______________________

Añado un enlace sobre el asesinato de JFK que me parece muy interesante: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=BWDuP5YWZYA#!

_______________________

Brevemente, pero hay mucho más, acerca de quién es la FED y cómo rinde sus cuentas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s