Gamonal, Huelgas de Limpiezas de Madrid y otras movidas… Qué nos enseña todo esto

Hoy hemos amanecido con la noticia de disturbios por toda la geografía española con el origen, aparente, del Gamonal. Pero es sólo aparente, la realidad es que la gente está más que harta y ya hace falta poco para que estalle, y cada vez hará falta menos y por eso el Gobierno se sacó de la manga la Ley mal llamada de Seguridad Ciudadana y quiere gastarse 500.000€ en un camión de chorros de agua… Sabe que se tiene que preparar para imponer sus planes sea como sea, o sea… Por las malas, como si la gente saliera a protestar a la calle por deporte… No sé, pero a mi me parece que les gusta más otro tipo de actividades, si sale a la calle a enfrentarse a la policía debe de ser por algo, ¿o es por deporte?

Hay una frase que dice lo que está pasando: Quien siembra vientos recoge tempestades ¿Qué esperaban? ¿Qué esperan? ¿Seguir pisando a la gente, enriqueciéndose a costa de sus cargos y haciendo de la ley su patio de recreo y que la gente no haga nada? ¿En qué clase de mundo de esclavos creen que viven o quieren vivir?

Por mucho que no estemos de acuerdo con este tipo de actos en la calle no podemos dejar de comprenderlos, es como si te enteras que una mujer maltratada le ha roto la cabeza a su marido con el rodillo de amasar… Está claro que puede decirse que no es la mejor decisión, pero… ¿Quién podría reprochárselo? Pues aquí hay un pueblo maltratado, muy maltratado y como dijo Alexander Solzhenitsyn:

Puedes mantener el poder sobre la gente, mientras les des algo a cambio.
Róbale todo a un hombre, y ese hombre ya no estará en tu poder
.

¿Que les están dejando a la gente…? Les están robando todo… ¿Qué puedes esperar entonces que hagan? ¿Qué esperas que haga la mujer maltratada frente al maltratador, que ponga la otra mejilla? No dudo que en eso estará de acuerdo la Iglesia oficial, pero nadie mentalmente sano lo pediría.

Después de todo esto y de lo sucedido en el Gamonal o con asuntos como la Huelga de Limpieza de Madrid… ¿Qué conclusiones podemos sacar? ¿Qué nos enseñan?

  1. Deja de tocar las narices (por ser educado y no decir algo más gráfico) a la gente que ya las tienen muy hinchadas…
  2. Que las decisiones de los políticos no van hacia donde deberían ir, que en teoría es a servir los intereses de los ciudadanos que son los que pagan sus salarios, prebendas y sinecuras, sino a otros que seguramente sean más lucrativos aún.
  3. Que salvo que te pongas realmente terco los políticos no te va a hacer el menor caso, realmente les da lo mismo, ande yo caliente
  4. Que tienen todo un circo mediático montado donde todo lo que sea decirles “no” es un intento de destrucción de la democracia y de los derechos conquistados no ya como en el pasado a base de sangre y espada, sino a base de votos, como si eso les legitimara a hacer lo que les diera la real gana, aunque hagan todo lo contrario de lo prometido -lo cual debería desligitimarlos- o, directamente, se trabaje en contra de los intereses de los ciudadanos. Aquí se aplica bien lo que decía Joan Barril: En el reino de la apariencia, la protesta es abominable, casi demasiado humana para los héroes de despacho. El colmo del buen gusto siempre ha sido el navajazo por la espalda, el silencioso hervor de los venenos, la sumisión formal de los traidores. El problema es que aquí los traidores encima tienen una soberbia que no hay quién les aguante.

En Madrid el Ayuntamiento rebajó la oferta económica de la contrata de limpiezas (cuando ya otros ayuntamiento la han “desprivatizado” porque está demostrado que se ahorra dinero, por tanto su privatización sólo sirve a otros intereses) y la empresa correspondiente pretendía multiplicar esa rebaja en los salarios de los trabajadores además de despedir a más de un millar de ellos. ¿Se defendieron por parte de los políticos los intereses de esos votantes que iban a perder su empleo y a los que se les quería dejar el salario a la mitad prácticamente? No, esos no importaban a pesar de ser miles de votantes, los que importaban eran los intereses de los cuatro votantes propietarios de esas contratas, seguramente las recompensas serían o son mayores.
Codigo contra la corrupción politica

Además, esta huelga para mí fue provocada porque se buscaba claramente lanzar la tan mal llamada Ley de Seguridad Ciudadana, y digo esto porque no tardaron dos días en tenerla lista, por tanto la tenían en el cajón y sólo necesitaban una buena excusa como llenar de basura las calles de Madrid.

En el Gamonal se pretendía hacer una obra que, realmente, ¿a quién beneficiaba? Miren a quién beneficia el crimen y conocerán el criminal, pero desde luego no a los vecinos que les querían vender una plaza de garaje por valor de casi 20.000€ por el derecho a tenerla cuarenta años, lo que nos arroja por año un coste de 500€ al año… ¡500 al año en un barrio trabajador de Burgos por una plaza de garaje sin ser su propietario nunca! ¡¡¡Es que nos hemos vuelto locos o toma a los vecinos del Gamonal por g………!!! De verdad, “señor” alcalde, ¿nos puede decir a qué malditos intereses sirve usted?

Sin embargo todos estos cuentos de un mejor servicio, de la mayor eficiencia y demás que nos cuentas es fácil de entender: En años del ladrillo, como podemos ver el las cientos de denuncias que pululan por los juzgados (y las que no se pueden demostrar pero que sabemos están ahí), se llenaban los bolsillos con contratos de obras públicas, recalificaciones y todo lo inimaginable, ahora hay que darle al magín y buscar nuevas cosas para seguir llenándose los bolsillos, como exprimir o hacer nuevas contratas de servicios, privatizar la sanidad, remodelar barrios con obras que no benefician a nadie más que a quienes las contratan y las realizan y todo el etcétera que se les pueda ocurrir…

En fin.. De todo esto como digo hay unas enseñanzas, y la que no podemos olvidar es que, como reza el viejo dicho: El que no llora no mama.

corrupción-políticaY es una pena tener que concluir que como no montes un buen follón los políticos pasan de tu opinión, tus intereses y de tu vida, porque sus intereses en realidad son otros y queda claro a todas luces menos para alguien muy obtuso o muy bien pagado por el poder, sólo ellos lo puede negar. Por eso luego pasan las cosas que pasan como anoche, están enseñando a la gente cual es la única salida para ser escuchados, la culpa no la tienen los manifestantes, sino quienes les han llevado a esa situación. Por tanto, y a pesar de todo lo negativo que pueda parecer, la conclusión está clara: Si la montas tienes la oportunidad de cambiar las cosas, sino… Sino te comes toda la mierda porque ellos hayan decidido que te comas que es mucha, pero que mucha…

Hace poco intentaba imaginar nuevas formas de protesta, más evolucionadas o pacíficas, como quedarse todos en casa y vaciar las calles, a ver si entonces salía algún de esos incalificables a decir que ellos escuchan a esa mayoría silenciosa que no sale a la calle… Pero me he dado cuenta que si en el Gamonal hubiesen hecho eso ahora los únicos felices sería su alcalde y a los que adjudicó el proyecto viendo como este salía adelante; por tanto no siempre, y muy lamentablemente, esa respuesta puede ser la solución, porque como ya se ha dicho, por muy pacificas que sean nuestras manifestaciones siempre se le opondrá la violencia de las instituciones.

Y no hay otra forma de cambiar las cosas por muy penoso o criticable que pueda parecer, porque como esperemos cambios por parte de los políticos nos va a pasar como a Pérez Galdós, que en 1912 decía que harían falta 100 años para un cambio y mira tú por donde lo que decía que pasaba entonces es clavadito a lo que pasa hoy:

Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el Poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto.

Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta.

Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte.

No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos…

…..

Tendremos que esperar como mínimo 100 años más para que en este tiempo, si hay mucha suerte, nazcan personas más sabias y menos chorizos de los que tenemos actualmente.

Pues amigo Pérez Galdós, aunque te revuelvas en tu tumba ya puedes seguir esperando otros 100 años, de momento sin novedad en el frente…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s