¿Y cómo va el Escándalo de Panamá? (2)

.

imgresHace unas semanas publiqué un artículo sobre el Escándalo de Panamá, ¿qué hemos avanzado…? En realidad los planteamientos que hacía en ese artículo siguen vigentes, nada parece que me contradiga, con lo cual a él me remito para el conjunto del asunto.

Sí, es cierto que el primer ministro de Islandia dimitió, pero eso aquí tampoco debería hacernos pensar mal, en países con cierto nivel el mero hecho de la duda sobre un político lo hace dimitir, como por ejemplo que haya copiado en un examen hace treinta años… Por aquí, un presidente de gobierno puede decir que no sabe de donde salió el dinero para las obras de la sede de su partido que no pasa nada, sigue hablando de que todos somos iguales ante la Ley, ¿imaginan ustedes que se construyan una casa y un inspector de hacienda les pregunte de donde sacaron el dinero y contesten así…? ¿De verdad no les pasaría nada…?

Una dimisión, en un caso como este no demuestra nada, aunque no digo que no pueda haber delito, como hemos visto crear una empresa en Panamá u otro lugar parecido no es delito, el delito es ocultarlo al fisco… Pero me pregunto si, como después de tanto ruido no han vuelto a hablar de ello, no será porque no había delito. Eso sí, ganas le tenían, después de haber encarcelado a 26 banqueros no era para menos, aquí ya sabemos que tocas a un banquero y el juez en cuestión va a la calle…

De todas formas, en esto hay algo que se nos escapa, que nos ocultan… No me creo, de ninguna de las maneras, que los poderosos del mundo ahora quieran ponerse en problemas para pagar sus sobornos a políticos y otros personas que tienen mano en grandes decisiones, no tendría sentido que se fastidiaran a sí mismos el juego que siempre han jugado. Llegan al acuerdo de privatización de algún servicio público con ingentes beneficios para algún gran conglomerado empresarial, para lo cual tienen que pagar una buena comisión, ¿y ahora donde lo esconden si eliminan los paraísos fiscales…? Porque no me va a contar nadie que el político de turno, a sabiendas que eso es un gran negocio para el citado conglomerado y ninguno para su país y los ciudadanos va a hacerlo así por las buenas…

Por ejemplo, en Madrid se llevó a cabo una operación para privatizar la sanidad pública que, por el momento, terminó en nada. Pero este tipo de privatizaciones se ha demostrado por estudios previos en Reino Unido que al final son extremadamente caras para los ciudadanos*, por tanto nada justifica llevarlas a cabo si de verdad estás al servicio del ciudadano, no es por ello extraño que Los dueños del gigante de la sanidad a la que se pretendía regalar este negocio se oculten en las Caimánteniendo oculto un 60 por ciento de su accionario, ¿por qué ese empeño en que sea oculto? ¿De verdad necesito responder a esa pregunta…?

Estos asuntos, como otro como por ejemplo saltarse la ley de concursos públicos al adjudicar 1.860 viviendas a Blackstone por parte de la ex-alcaldesa de Madrid, Ana Botella, no son gratuitos… Se hacen por algo. En esta operación, sobre la tasación de dichas viviendas, el Ayuntamiento ha perdido decenas de millones de euros de todos los ciudadanos, ¿tan mala gestión, decisión es gratuita…? Bueno, tenemos este artículo, por ejemplo que demuestra que no: Denuncian vínculos de Aznar Jr. con los fondos buitre que compraron pisos sociales en Madrid, o sea… Que no es tan limpio el asunto como nos lo quieren hacer creer. ¿Y la consecuencias para quienes habitan o habitaban esas viviendas? Un desastre, una desgracia… ¿Saben como se llama a alguien que carece de vergüenza…? Pues eso…

paraiso-fiscalSeamos sinceros, los paraísos fiscales cumplen una función básica y fundamental: Que todos estos trapicheos tengan un lugar donde ocultarse, trapicheos que al ciudadano le cuestan muy caros. Luego nos dirán que el sistema de pensiones no es sostenible, o que la sanidad pública tampoco lo es, ni la educación, o… O que hay que pagar más impuestos, mientras que los que mandan, los que tienen el poder de decidir, no tienen problemas de sanidad, de pensiones, de educación o nada porque lo tienen todo pagado y bien pagado por anticipado.

Por último, no debemos olvidar que aquí, en este escándalo, no se ha tocado un punto clave: Casi el 95% de las empresas del Ibex tiene negocios en “paraísos fiscales”, y esto es muy importante no olvidarlo y tenerlo bien en cuenta.

El que haya trabajado en una empresa a nivel directivo, sabe bien que el departamento de mayor creatividad no es el de Marketing, o el propio de Creatividad en las empresas que lo tiene, o el de I+D, sino el Financiero… Ahí es donde se obran maravillas.

Ese 95% no es gratuito, tiene una razón de ser, y su razón de ser es que si solamente se tomara lo que una sola de esas empresas logra evacuar por ese desagüe fiscal, todo el conjunto económico de lo que el posible fraude fiscal de Los Papeles de Panamá puede representar se quedaría en nada. Y si solamente se controlaran las más importantes empresas españolas que llevan a cabo ese juego financiero en paraísos fiscales, quizás se terminaría el déficit público y ya dejaría de tener sentido hablar de la inviabilidad de cierto sistema de protección social.

Pero es que el dinero no puede estar en dos partes, o está en los bolsillos de los que controlan las finanzas y de paso a los políticos, y también en los bolsillos de estos, o está en manos de la gente común y corriente. En dos sitios a la vez no es posible, y si quien tiene que decidir dónde va ese dinero está al servicio de los primeros pues… Pues este escándalo de Los Papeles de Panamá oculta algo que todavía no sabemos, y que tal vez nunca sepamos, pero para nada es un intento de ningún medio de comunicación en un afán de más justicia o transparencia, eso es otro cuento chino.

________________

(*) Los estudios realizados en Gran Bretaña, donde este modelo lleva más tiempo implantado, demuestran que los costes se multiplican por 6 respecto a los de un hospital de gestión pública. Un estudio comparativo entre la Fundación Jiménez Díaz, de gestión privada, y el Hospital Ramón y Cajal, de gestión enteramente pública, en relación a la gestión de servicios sanitarios demuestra que este último, con un presupuesto solo superior en un 13%, gestiona el doble de camas y de quirófanos, con pacientes con patologías mucho más complejas (ver: Privatización de la sanidad)

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s