¿Donald Trump vs Hillary Clinton, confirmación de la muerte de la democracia?

.

imagesLa lucha entre de Hillary y Trump por la presidencia de los EEUU nos ha enseñado unas cuantas cosas con la entrega servil de los medios y los políticos a la defensa de Hillary Clinton:

1. Los medios de comunicación oficiales, tanto privados como públicos, no están al servicio no de la verdad, sino al servicio de los intereses de sus propietarios directos o indirectos.

Al final es cierto que los medios no están ahí para informar a la opinión pública, sino para formar a la opinión pública. Los que nos pastorean no nos consideran capaces de sacar unas buenas conclusiones, aunque mejor dicho quieren que saquemos las conclusiones que a ellos les interesan.

2. Incluso los partidos políticos, del signo que sean, han seguido ese mismo patrón. No por nada incluso hasta Podemos, que tanto parece asustar a la derecha pero que secretamente creo que se alegra de su existencia, apoya a la tendencia oficial;  pobres, han perdido los papeles antes de empezar, pero para su bien sus enemigos políticos son tan torpes como ellos.

Si los medios y los partidos políticos siguen al unísono la batuta que marca el baile, ¿existe la democracia?

Bueno, podría argumentarse que si ha ganado Trump esto demuestra que es así, pero miremos más despacio:

1. No, porque sólo es una ficción de ir a votar cada X tiempo para que luego los partidos, escudándose en esos votos, hagan lo que les dé la gana, incluso todo lo contrario de lo que prometieron.

2. No, porque nadie dice una verdad ni aunque le maten, antes les despellejan vivos que decir algo que se acerque a la verdad, eso sí, la retórica se les da muy bien, y todos se ponen de acuerdo para vender las mentiras de la mejor forma posible a sus intereses. Sin una información veraz, es imposible elegir nada correctamente.

De hecho, la publicidad engañosa es un delito, menos para esto, aquí te pueden vender cualquier mentira que no hay posibilidad de reclamar, por tanto si te han engañado es que lo que te han vendido es falso, y de ahí es fácil deducir que no existe lo que con la venta de ese producto se pretende hacernos creer: Que en realidad existe la democracia, cuando sólo es un artificio para mantenernos tranquilos, creyendo en lo que no existe esperando que un día llegue alguien y solucione las cosas, pero visto lo visto no es ni va a ser así.

Pero… ¿Acaso es Trump mejor de Hillary?

¿Acaso estoy loco al decir que seguir ese dictado es actuar como borregos al son que marcan los poderes, esos que realmente mueven los hilos de la economía y de todo lo que realmente importa? Bueno, lo que les importa a ellos, me refiero.

No voy a discutir las tontería que Trump haya podido decir, ni su machismo, pero no es menos cierto que Hillary está casada con un hombre que de eso sabe mucho y siempre lo ha defendido: Las mujeres que fueron violadas por el ex presidente Bill Clinton (busquen en Internet la información es jugosa).

No voy a discutir que Trump no tiene experiencia política, pero una de las cosas que aquí les achacamos a nuestros políticos es que no tienen ni repajolera idea de la vida real, que han vivido amorrados al partido toda su vida y no saben lo que es una empresa. Así que este podría ser un argumento a favor de Trump, pero veamos para los defensores de la Clinton que tenemos: Experiencia en cargos públicos… Sólo examinar esa experiencia nos debería hacer temblar, porque si Trump no dice más que tonterías Hillary no dice más que mentiras, ¿eso es lo que defendemos? Ya, no me lo digáis, tiene experiencia y su marido fue presidente y sacó a EEUU de una crisis, bueno, examinemos esto:

¿Saben una de las razones de la crisis de 2008 de la que todavía no hemos salido y arrastraremos por años sus consecuencias? Pues que Bill Clinton, en su empeño para favorecer a la Gran Banca (como Hillary también demuestra afán en hacer), derrocó la Ley Steel-Glass que era vigente desde 1933 para separar la banca de depósitos de la banca de inversión, o sea el dinero que se ahorra y se deposita en los bancos por tenerlo más seguro, se convirtió así en el  dinero que la banca juega en el casino de la bolsa.

Gracias a Bill Clinton pudieron meter mano a todo ese dinero de los ahorradores y ponerlo en juego para ganar mucho más, y lo ganaron, porque cuando perdieron (contablemente) quienes pagaron sus pérdidas fueron los ciudadanos de a pie con sus ahorros y los impuestos. ¿Les es desconocido el hecho de que la banca se pone a jugar con el dinero y cuando le salen mal las cosas hay que pagarles para que reparen sus pérdidas…? ¿Les suena…? Pues eso. O sea, que no presuma tanto de que su marido sacó a los EEUU de una crisis porque en realidad los metió en la peor crisis que se ha conocido desde 1929.

O sea, que la política de Bill, el que tiene un historial muy feo en relación con acoso y más a mujeres siendo apoyado en ello por su mujer, ha llevado a este mundo a un desastre económico de dimensiones que todavía estamos pagando y de la que no hemos salido ni, tal vez, salgamos en mucho tiempo, y todo para estar como Hillary al servicio de la Banca y sus intereses, ¿eso es lo que queremos? Lo entiendo de los medios que sirven a su amo, pero de los políticos debería esperarse algo más, un poquito más, aunque sólo fuera callarse la boca en señal de prudencia.

¿De verdad queremos que haya aquí, como en los EEUU, casi un 13% de pobres? Porque allí hay 43.000.000 de ciudadanos viviendo de la beneficencia, lo cual no cuadra con las estadísticas de paro que te dicen que hay un 5% y que Obama lo ha hecho muy bien, ¿pero somos tontos o es que nadie recuerda aquello de mentiras, grandes mentiras y estadísticas…? Si no estás apuntado al paro no cuentas, y hay gente ya desesperada que ha renunciado porque sabe que apuntarse no les va a llevar a nada… Y creo, además que hay otras formas de manipularlo, como que puedas trabajar unas pocas horas a la semana, algo de eso debe de haber, porque las cifras no cuadran con los hechos.

Además, ¿a nadie le llama la atención que el gran poder de voto de Obama se haya esfumado? ¿Por qué? ¿Es que a nadie le llama la atención que bajo un presidente negro se han recrudecido las revueltas raciales hasta un punto que no se conocían en décadas? Algo huele mal, muy mal, apesta más bien, y es que una cosa es predicar y otra dar trigo.

La retórica a los presidentes de los EEUU se les da muy bien, por eso una vez eligieron un actor.

Se pretende que la Clinton sería continuismo, ¡¿continuismo de qué?! ¿De una política económica que sólo nos está llevando a una peor situación cada día? ¿De tratados internacionales a la medida de las multinacionales, sus intereses y beneficios a costa de lo que sea, siempre que sea a costa nuestra? ¿De una política internacional que ha destruido Libia, llevando al poder a Al-Qaeda y al fundamentalismo islámico en ese país, convirtiéndolo en el punto de partida del tráfico humano, el que era el país con mayor renta per-capita de África? ¿Que ha llevado a que Egipto sea un país con una situación terriblemente delicada? ¿Que ha llevado a Irak a ser la cuna del Estado Islámico y que ha destruido Siria llenando ese país de cadáveres, miseria y las fronteras de Europa de emigrantes desesperados?

Ni un sólo político tiene la vergüenza de decir en voz alta lo que cualquiera, por tonto que sea, pero con un poco de tiempo e interés es capaz de saber:

Que los EEUU, hablamos de la Administración Obama y su Secretaria de Estado Hillary Clinton, han destrozado Oriente Medio financiando, armando, apoyando y hasta defendiendo a Al-Qaeda, Al-Nsra y a todos los extremistas islámicos que se hayan ofrecido a servirles de mercenarios para sus fines. Pero no es sólo la política de los EEUU, sino también de quienes mueven los hilos del poder en la UE y la OTAN, y esto tampoco nuestros políticos del signo que sean tienen la vergüenza de decirlo.

Esto no es una mentira, está ahí para alguien que quiera salir del estúpido confort de sólo alimentarse de las noticias de la TV y de la prensa: Cosas sobre Hillary, pero hay mucho, mucho más.

Nadie de la prensa ni de la clase política le parece importar que esta señora, Hillary, se montara un servidor privado de correo en su casa, algo en contra de la norma legal de su cargo, y que borrara más de 33.000 correos y que mintiera obtusamente a los que de forma oficial lo estaban investigando, lo único que les importa es que alguien haya develado su contenido, descubierto la corrupta mentira… En fin, los medios y nuestros políticos se protegen así, prefieren la mentira a la verdad no vaya ser que mañana les pase a ellos igual. Es corporativismo puro y duro o, si lo prefieren, falta de vergüenza pura y dura.

De verdad, en serio… ¿Todo esto es lo que están defendiendo y se quiere?

Sí, ya sé, qué Trump es muy malo. Pero la pregunta que cualquier persona de mediana inteligencia debería haberse hecho habría sido: ¿Es que no había en todo el Partido Republicano nadie mejor que Trump, nadie más “vendible”?

Y ahí se irían acercando a la verdad, la verdad es que el “sistema” está tan corrupto que buscaron a alguien que consideraban que Hillary podía derrotar fácilmente, nada más.

Así, la empleada del Establishment, de la Banca y demás poderes que realmente gobiernan el mundo, ha tenido el respaldo de todos los medios y hasta de todos los políticos serviles de nuestros países, haciendo caso omiso a sus muchos y diversos delitos, no ya en contra de las normas del cargo de Secretaria de Estado que ejerció para Obama, sino incluso contra la Humanidad. Este tipo de cosas a los que mandan realmente en el mundo no le preocupan para nada, ellos sólo cuentan beneficios económicos, riqueza para su arcas, sea a costa de lo que sea.

Y de esa pregunta primera, surge una segunda: ¿Realmente no había nadie más decente en todo el Partido Demócrata?

Pues sí, lo había, Sanders, de hecho había un artículo de Nathan J. Robison, de marzo de este año, que decía Si los demócratas no presentan a Sanders, Trump será presidente. Vamos, que era un gol cantando para quienes son buenos analistas, pero el poder quería jugar otra carta, no alguien honrado y que, tal vez, pudiera aportar algo positivo, pero que les pudiera incordiar, porque eso que podía aportar de positivo para la mayoría no se puede hacer sin menguar sus cuentas de beneficios…

Porque hoy sabemos que el equipo de Hillary se encargó de cargárselo con una guerra sucia interna, eliminaron el tipo honrado a base de bajezas. Esto también debería alertarnos sobre la señora, pero… Da lo mismo, ella era el “caballero blanco” de los grupos de poder, de los Bilderberg y demás, ¿qué importa que juegue sucio? Al fin y al cabo es la forma que ellos habitualmente juegan en todas partes.

Y esto nos muestra que la democracia, como sistema político y no como valores, ha muerto. Los medios oficiales de todos el mundo, mostrando su dependencia de la banca que les financia o, directamente o indirectamente, a la que pertenecen se han volcado en hacer campaña a su favor, y como coro de honor nuestros políticos, sin fallar una nota.

Y una última reflexión para nuestros políticos.

Trump ha ganado porque, entre otras cosas, ha dicho cosas que cierta gente quería oír, cosas que suenan fatal a ciertos oídos, porque en realidad su problema es que dice las cosas sin atenerse a ese cínico principio de lo “políticamente correcto” que ha terminado por hacer que nadie hable claro.

Pero en realidad dice lo que todo el mundo piensa:

¿No están hartos que se antepongan los intereses de las grandes corporaciones y la banca a los de las personas y sus vidas?

¿No están ustedes hartos de mantener con sus impuestos gente venida de otros países, y que además pretenden imponer sus propias normas de vida y de creencias, mientras los de dentro cada vez son más pobres y cuentan con menos recursos, recursos que serían mayores si no se les proporcionaran a esos inmigrantes que además reniegan del país que les acoge?

¿No mueven ustedes la cabeza con aprobación cuando escuchan el discurso de esos políticos que dicen a quienes llegan a su país cual es el idioma y las normas que deben cumplir, y que si no les gustan que se vayan a otro donde pueda vivir a su gusto sin intentar cambiar y moldear la forma de vida del país que les acoge?

¿No están de acuerdo que el que viene es que tiene que adaptarse y no el que está al que llega…? ¿No están ustedes hartos de cosas que pasan aquí, como que la señora Carmena entregue dinero a los musulmanes para subvencionar el Ramadán, así como tantas otras subvenciones en otros sitios oficiales sólo para garantizarse la bondad de sus votos, sin importarles la consideración totalmente antidemocrática de esa religión y que se plasma en como valoran a la mujer en su estructura social y de creencias?

Sólo un cínico, un medio de comunicación o un político puede decir lo contrario. Pero es que los votos para ellos y la mano de obra barata para otros son una gran razón de ser así de permisivo contra lo que no debería tenerse ninguna permisividad, si se fuera honrado y se respetaran los principios democráticos que se dice defender: Igualdad, Libertad… F&/%”! Y&$!… ¿Cómo puede pretenderse decir que se defienden esos principios cuando se apoyan a quienes no creen en ellos y practican lo contrario? Eso es cinismo.

Pero si usted está de acuerdo con las preguntas expuestas es que piensa como Trump, el único problema es que decía todo eso pero sin andarse con zarandajas, algo propio de alguien que ha sido su propio jefe prácticamente toda su vida (sólo al principio trabajo para su padre, que recuerde), alguien que no tiene mucha costumbre en andar midiendo sus palabras, no como los demás que cada vez que damos un paso debemos pedir permiso, no vaya a ser que nos despidan o nos apliquen alguna ley tipo Ley Mordaza para acallarnos.

Trump ha ganado, no sabemos si vivirá mucho tiempo para disfrutar de su triunfo, porque ya sabemos cómo se las gasta el Establishment en los EEUU (y que no que se lo digan a JFK), no sabemos si Soros le montara como hizo en Ucrania un movimiento de colores para provocar alguna revuelta interna, tampoco sabemos qué hará y si hará algo fuera del guión, del guión que ese Establishment tiene escrito hasta para los presidentes negros y también tenía escrito para la que podría haber sido la primera mujer presidente de los EEUU.

Este tipo de elecciones que hace el Establishment de presidentes sólo sirven para alistar a ciertas políticas a quienes de otra forma nunca se hubiesen alistado a ellas, son productos comerciales para convencer a los que no se podrían convencer de otra forma, sólo para saber luego que no eran políticas para ellos, sino contra ellos, por mucho que aparenten y los políticos y los medios lo vendan como otra cosa, pero los hechos son tozudos.

No sé, como digo, que hará Trump, si querrá, podrá o le dejarán, pero lo que sí sé es que los EEUU se merecen como primera mujer presidente de su país a alguien mejor que Hillary, y esto debería ser algo fácil de lograr viendo su historial familiar y personal.

En todo caso, el espectáculo dado por nuestros políticos y los medios oficiales de comunicación han demostrado algo claro:

La democracia, como sistema político y no como valores (porque la gente sensata y no los chiflados fanáticos desean lo que representa), ha muerto.

La democracia como capacidad de elegir a quién mejor uno cree va a defender los intereses que nos conciernen no funciona, esa idea está muerta, porque esa capacidad ha sido robada por quienes manejan los medios de comunicación y los políticos que han puesto a su servicio, esos que luego ocuparan consejerías en las grandes empresas para cuyos intereses han legislado y en las que se aburrirán, pero que les harán ricos.

__________________________

Olvidándose de toda la publicidad de los medios que le quieren convencer que es mucho mejor votar a Hillary, para poder seguir con la guerra de Siria, la financiación, protección y entrega de armas a Al-Qaeda, Al-Nsra y demás extremistas y terroristas islámicos, así como con la emigración de millones y una escalada de tensión con Rusia, ¿de verdad este es el discurso de un loco o sería algo que usted mismo votaría?

__________________________

Enlaces relacionados:

Clinton Email: We Must Destroy Syria For Israel

De cómo los hombres de Al-Qaeda llegaron al poder en Libia

Las consecuencias del 11-S para Estados Unidos y el mundo entero

Obama veta la ley que permitía denunciar a Arabia Saudí por el 11-S

Algunas cosas que NUNCA deberemos olvidar sobre Siria, por lo que pueda pasar…

Roberto Centeno en Espejo Público hablando de las elección USA, ¡atención cómo le cortan cuando quiere hablar del golpe de estado que preparó Soros en Ucrania!

Anuncios

3 comentarios el “¿Donald Trump vs Hillary Clinton, confirmación de la muerte de la democracia?

  1. Añado que las noticias del estilo de manifestaciones multitudinarias en Estados Unidos al grito “No es mi presidente” de hoy o de las declaraciones de la Comisión Europea sobre el riesgo de xenofobia y el drama que supone que gane Trump también nos dan pistas del valor de la democracia.

    • Mientras que Soros no le monte un golpe de estado en plan revolución de los colores como en Ucrania y otros países…

  2. En general estoy bastante de acuerdo con lo que escribes.

    Solo añadiría un matiz, creo que Trump no es mas que disidencia controlada. Algo similar, salvando las distancias, con lo que se ha hecho aquí con Podemos.

    El Establishment, la Banca y demás poderes que realmente gobiernan el mundo como bien dices tienen su agenda y la van a realizar, utilizando a uno u otro peón. Sus peones. El objetivo es uno. Soros va a estar igual de contento con uno u otro. Como lo han estado los últimos miles de años…

    La sociedad se mueve como un péndulo, fluctuamos de un lado a otro, y eso, los que gobiernan saben preverlo, gestionarlo, “recogerlo” y “utilizarlo” muy bien desde hace muchos, muchos años. Los capataces pueden cambiar, pero los dueños siempre son los mismos.

    Ademas como bien dices, la mayor parte de la gente, que no todos, no quiere pensar, pone la tele, escucha la radio, lee los periódicos “oficiales” que ya le dicen lo que tiene que pensar, cuando y como. Moldean la mente, crean opiniones, construyen una realidad y de ahí que prácticamente nadie sepa nada de Trump, ni quiera ni se cuestione mas allá de “Si es un xenofobo!”, “si es un machista!” (al que han votado la mitad de las mujeres por cierto) o el rollo caballero blanco de Clinton (esa facción de machismo se ve que no sabe..) . El discurso buenista y politicamente correcto con el que la sociedad se siente tan comoda y libre de culpa.

    Aquí en nuestro país nadie se ha sorprendido porque todos los medios al unísono han hecho una campaña vergonzosa (lo de la Sexta, A3, el mundo o el pais por ejemplo es de traca) a favor de Clinton y en contra de Trump, por otra parte vemos que muy efectiva porque ha calado muy hondo en el subconsciente. Solo eso debería hacer sospechar, pero las alarmas parecen estar desconectadas.

    Y ya para colmo hoy un artículo en el Mundo, en portada, hablando de que ya se intuía hace tiempo que Clinton perdería y que no tenía opciones… anda iros a tomar p… con perdón 😉

    Por supuesto que no hay democracia, quien puede creerlo??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s