El Neo-Fascismo – O la Ley de las Minorías

Para introducirnos en el tema, tomemos la definición de Fascismo:

El fascismo se basa en un Estado todopoderoso que dice encarnar el espíritu del pueblo. La población no debe, por lo tanto, buscar nada fuera del Estado, que está en manos de un partido único. El Estado fascista ejerce su autoridad a través de la violencia, la represión y la propaganda (incluyendo la manipulación del sistema educativo).

Analicemos primero esto porque es denso:

El fascismo se basa en un Estado todopoderoso que dice encarnar el espíritu del pueblo.

¿Se da esto actualmente en nuestra sociedad? Pues más bien sí, porque el estado y los partidos que les toca “reinar”, parapetándose tras el asunto de la democracia y que han sido votados por la mayoría, imponen sus voluntades a todos. Aunque esa mayoría quizás sólo sea por los números que resulten en los parlamentos correspondientes, y que esos números están viciados desde su propio recuento por la forma de hacerlo, ya que en realidad los números totales sólo muestren que están apoyados por una minoría de todo el país, pero eso no importa: Tengo los votos suficientes para gobernar, luego tengo de mi lado la voluntad del pueblo, su espíritu: ¿Cierto? Pues así lo dicen, por tanto esta primera frase parece que encaja.

La población no debe, por lo tanto, buscar nada fuera del Estado, que está en manos de un partido único.

Bueno, aquí lo del partido único parece que no encaja, ¿o sí…?

En realidad, lo que vemos es que todas las políticas de los diferentes partidos siguen un mismo patrón, en unos irán a una velocidad y en otros en otra, pero en realidad te aburres de observar que no hay una sola propuesta que realmente mejore la vida de la sociedad en general, distinta letra pero misma música, ya que los problemas básicos e importantes no se tocan, son vacas sagradas, o incluso invisibles…

Lo que si encaja es que no se debe buscar nada fuera del Estado, o del representante del Estado en forma de otros poderes políticos como Ayuntamientos o lo que sea. Ellos imponen su ley, ese espíritu del pueblo que dicen encarnar, y no se te ocurra decir lo contrario, te caerán todo el peso de sus manipulaciones legales: Pensar por ti mismo y criticar está prohibido… ¿No huele esto a fascismo…? Pero sigamos.

El Estado fascista ejerce su autoridad a través de la violencia, la represión y la propaganda (incluyendo la manipulación del sistema educativo).

Bueno, no creo que aquí deba hacer ningún comentario, si a alguien menos a los políticos esto no le queda claro es que no es está enterando de nada.

CONCLUSIÓN

Parece que, en contra de las apariencias que nos quieren convencer de estar en democracia, en realidad vivimos en estados fascistas, porque no es sólo España (con Ley Mordaza incluida), es todo el entorno político que podemos observar.

Y LLEGAMOS AL FASCISMO DE LAS MINORÍAS.

Pero este Neo-Fascismo, donde más se puede observar, es en la afición que tiene la clase política por fomentar la división de la sociedad a través de los que ellos llaman la diversidad, o la defensa de ciertos grupos minoritarios, supuestamente porque son más débiles, pero que con su trabajo dejan de serlo para no sólo no ser débiles, sino muy poderosos, terriblemente poderosos, como apisonadoras.

Por cierto, hay algo notable de observar, y es que todos esos grupos minoritarios tienen en la defensa de sus premisas y su modo de comportarse algo común: Una soberbia fuera de lo común. Y me recuerda la frase de un filósofo y escritor: El orgullo proviene siempre de la ignorancia.

Vamos a ver un poco esto de las minorías y la diversidad:

Sexualmente hay una diversidad predominante: Hombre y Mujeres, por mucho que la cerrazón borreguera quiera decir lo contrario, luego hay una mini-diversidad que son aquellos que no se adscriben a esta diversidad predominante, y se ponen toda clase de etiquetas muy respetables todas ellas, pero que son una minoría.

Sin embargo, la mayoría predominante tiene que ver como esa minoría impone sistemas de educación, modos de hablar que violan todo sentido común y toda regla, ideologías que no llevan tampoco a realmente mejorar nada para el conjunto de la sociedad.

Un ejemplo: En Madrid la alcaldesa se dedica a poner en los semáforos unas figuritas muy monas pero que carecen de todo sentido práctico, hay mejores y más urgentes cuestiones en qué gastar el dinero. Además, sólo representan a una minoría, ¿por qué no poner unas figuras con una madre o padre y con su hijo, o una pareja heterosexual ya que son mayoría? Pues no. Se puede argüir lo que se quiera, ¿pero la imposición de esta forma de una creencias minoritarias por parte del poder, no es fascismo según lo que leíamos al principio? Es una pregunta…

Esto nos recuerda lo dicho más arriba: El Estado fascista ejerce su autoridad a través de la violencia, la represión y la propaganda (incluyendo la manipulación del sistema educativo).

Otras minorías que ejercen su propio fascismo.

Desde las minorías como las de los ciclistas, que quieren imponer que todo el mundo vaya a su paso, y respeten las barbaridades que en su superior concepto de lo que debería ser la sociedad hacen cuando sacan su herramienta a la calle, hasta las minorías nacionalistas o religiosas (pero pueden aportar todas las que quieran porque hay unas cuantas), y todas las que se han ganado el favor de los políticos actúan bajo un mismo patrón: Yo tengo razón y tú, te guste o no, te callas.

Y esto vale también para las minorías que se etiquetan de nacionalistas, porque aunque desde el punto del vista del conjunto del estado son rechazadas, en su pequeño universo actúan de la misma forma, se adscriben en su comportamiento a la misma definición arriba mencionada.

Y sobre las minorías religiosas, que están dando muchos problemas y darán muchos más, no se te ocurra decir nada contra una minoría religiosa. Puedes atacar lo que quieras la mayoría religiosa, hacer las barbaridades que quieras con sus símbolos, pero como roces, sólo roces, la que pertenece a una minoría… Estás acabado, Te pondrán todas las etiquetas de fobias posibles, sin reparar en que fobia viene a denominar una enfermedad, no una oposición intelectual, lógica y razonada. No importa, la xxxxfobia queda muy bien, es potente.

Y la oposición intelectual es simple, lógica y contundente, pero… Pero no se acepta.

Copio aquí un texto leído en otro lugar y del que tome nota:

… Descontando que no tengo fobia alguna, porque no padezco tal enfermedad psiquiátrica, pero para facilitar la comprensión de lo que quiero decir:

No soy islamofobo, pero si soy facistafobo, egofobo, machistafobo, teocraciafobo, dictadorfobo, tontofobo y borricofobo….

Pero no por islamofobo, a mi el islam como el cristianismo, el budismo o el judaísmo… paso. Pero no paso de fascistas, machistas, teócratas, dictadores, tontos y borricos que no saben respetar a los demás…

Y esto es lo que está sucediendo, porque hay otra cosa que sustenta el fascismo, o este neo-fascismo: EL PENSAMIENTO UNICO.

Se define el Pensamiento Único:

El concepto de pensamiento único fue descrito por primera vez por el filósofo alemán Arthur Schopenhauer en 1819 como aquel pensamiento que se sostiene a sí mismo, constituyendo una unidad lógica independiente – por más amplio y complejo que sea – sin tener que hacer referencia a otras componentes de un sistema de pensamiento. En 1964 el filósofo freudomarxista y miembro de la corriente crítica denominada escuela de Frankfurt, Herbert Marcuse describió un concepto similar que él denominó pensamiento unidimensional, en el contexto la crítica de la ideología de la sociedad tecnológica avanzada. Para Marcuse este tipo de pensamiento es el resultante del «cierre del universo del discurso» impuesto por la clase política dominante y los medios suministradores de información de masas.

Bueno, si alguien no percibe aquí el paralelismo entre Fascismo y Pensamiento Único pues… Creo que tiene serios problemas.

Y lo que queda claro es que el Pensamiento Único es lo más defendido y proclamado al día de hoy por las clases políticas, del orden que sean.

A QUE NOS LLEVA ESTO

Los partidos políticos, especialmente lo que pretenden ser progres y no sé qué otras alucinaciones (vista la realidad y no el discurso), se asombran de que pierden apoyos… La verdad es que no se puede ser más memo: Si no apoyas a la mayoría, pero te vuelcas en las minorías, ¿qué esperas que pueda suceder? Pues eso, so memo.

O se gobierna para las mayorías o se pierde apoyo, cosa que no excluye defender a las minorías, lo cual es correcto, ya que en una sociedad justa no se debe nunca abandonar a los que tienen una posición más débil o de inferioridad, pero no imponer sus criterios, modos o como se quiera definir, por encima de la lógica, el sentido común y hasta el respeto que se debe a esa mayoría, al conjunto total de la sociedad… ¿O sí?

Pero esto que vemos sucede en España es lo que sucede en todas partes. Al día de hoy es sabido que los poderes que realmente gobiernan han impuesto cosas como estas por su propio interés: Divide y vencerás. Nos están dividiendo y distrayendo en mil cosas insustanciales, pero que convierten en importante y graves porque terminan atentando contra lo más elemental y lógico: La capacidad de pensar por uno mismo y expresar el resultado de ese pensamiento, oponiéndose si es necesario a lo que quieren imponernos desde esos estamentos por sus propios intereses.

Se sabe que la administración Obama, tan bueno él, obligaba a ciertos países a aceptar cosas como la Ideología de Género u otras historias bien conocidas (y que no nombro por no crear más polémica pero que todos conocéis) si querían obtener financiación, esto es una forma de violencia, una forma de fascismo.

En fin, cada cual puede opinar lo que quiera siempre que no insulte a nadie (no vale decir que te sientes insultado, ese principio de victimismo tonto debería erradicarse), en eso consiste la libertad, pero decir la verdad no debería ser un delito; decir la verdad y señalar la incongruencia manifiesta de ciertas decisiones no debería ser perseguido, castigado, reprimido, porque entonces es que hemos entrado en eso tan conocido que es el Fascismo, o este Neo-Fascimo disfrazado de democracia.

PD: Y si al leer esto te has revuelto incómodo o incómoda en tu asiento, o sea, te a ha molestado, lo siento, pero debería hacerte pensar en cuales son realmente tus principios, si los que proclamas o los que ejerces.

Enlaces relacionados:

Carmena multa a una feria militar por delitos de odio

 

Anuncios

Un comentario el “El Neo-Fascismo – O la Ley de las Minorías

  1. Chapeau.

    Orwell en estado puro. 1984 ha venido para quedarse, nos ha adelantado por la izquierda y el gran rebaño lo acepta con una sonrisa de oreja a oreja. La reeducación ha sido brutal, desde los medios de comunicación se puede percibir perfectamente el cambio progresivo de discurso. Y cómo van tergiversando las noticias y directamente manipulan noticias pasadas para asegurarnos que lo que hoy es así, siempre ha sido así. Como en el ministerio de la verdad.

    Pronto recabarán los libros que no sean de su agrado y los mandarán a la hoguera.

    Ya he visto quien lo comenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s