Apunte sobre el Islam y su integración en Occidente

.

Este texto es un anexo a Idiota, repite: Nos van a pagar las pensiones… (parte 3/3)”

Tengo que decir que he procurado saber de la historia y religión musulmanas, y no desde la perspectiva oficial, que es una auténtica patraña, con la cual no te puedes hacer ni la más remota idea de lo que es. Y lo más asombroso es que ni siquiera los musulmanes se hacen una idea, porque la infinita mayoría de ellos no saben de su propia religión más que lo que le han enseñando, y no es mucho, nada más que lo que a sus “scholars” les ha interesado decirles para insuflarles orgullo, su superioridad sobre todo aquel que no sea musulmán, así como sentido de tener que luchar por un mundo maravilloso bajo la ley de la Sharia.

Y lo digo porque también he intentado dialogar con ellos, y te encuentras tres tipos fundamentalmente:

  1. Los musulmanes que no saben nada de su religión e historia, y realmente se creen hasta que es una religión de paz, cuando si Marte hubiese querido crear una religión hubiese creado el Islam, y que te miran asombrados cuando les dicen algo que rompe su romántica idea de su historia y religión. Realmente aquí no sabes si son tan ignorantes (hablo de personas hasta con doctorados), o lo fijen y tal como su religión permite y enseña, te mienten, hacen Taqiya (debes tener siempre presente que con un musulmán practicante nunca vas a saberlo, porque su propia religión les dice que no tomen a cristianos o judíos como amigos, y su religión tiene establecida hasta seis formas legales de mentirte).
  2. Los que saben un poco más, pero tampoco mucho más porque les puedes sorprender con facilidad, y que dicen que quieren un acercamiento, pero que a la hora de la verdad son como los independentistas catalanes, lo quieren como ellos lo quieren y de la forma que ellos lo quieren.
  3. Y los que sí saben de verdad y son más inteligentes (una muy exigua minoría), los que se han dado cuenta que ya está bien de 1.400 años de guerra, que el Islam fue, además, el que hizo que se quedaran anclados allá en el medioevo, que no hayan avanzado, que no hayan hecho una sola aportación desde entonces a la tecnología ni a ningún avance social. Estos saben que se pararon allá por el siglo XII-XIII y no se han movido precisamente debido a su propia religión. Estos son diferentes, pero están obligados por su propia religión a mantener todo inmóvil, intocable, y ser dogmáticos, no son libres, están atados aunque no lo quieran, viven en una cárcel creada en el siglo VII y que no se puede cuestionar (bajo pena de muerte), así que la conversación también está limitada.

Hay un cuarto grupo pero con este no se puede hablar, son los que quieren seguir con la Yihad directamente, sin subterfugios ni trampas, en eso son sinceros: Quieren la conversión o la sumisión de los infieles e imponer la Sharia, o sea, devolver el mundo al medioevo. Muchos de ellos fingen ser moderados, pero no lo son, sólo practican la sexta forma de mentir aceptada por el Islam: Muruna, que es suspender temporalmente la Sharia para que los inmigrantes parezcan moderados. Y no debemos olvidar que estos no sólo impondrían una ley misógina, machista, racista y xenófoba, sino que le pegarían fuego a todos los museos, a todas las obras artísticas y a todo la música y a todo lo que en realidad es Occidente, no sólo por venganza, sino porque su religión prohibe todo eso.

Con los primeros mencionados las conversaciones son cortas, el silencio llega muy rápido, no saben qué decir. Con los segundos las conversaciones deben ser en sus términos, lo que han decidido creer, es un lo tomas o lo dejas, dicen que quieren llegar a no sé que acuerdos, pero en cuanto les dices algo que no les agrada, algo no de su gusto, te atacan. Y es lógico, porque nosotros podemos discutir y criticar cualquier cosa, tenemos esa libertad, nos la ganamos a lo largo de siglos, pero ellos no pueden criticar nada de su religión, siguen en esa cárcel. Como me han llegado a decir, y más como poniéndome en mi sitio que informándome (cosa que no necesitaba porque ya la ya sabía): Poner en duda una sola palabra del Corán tendría como consecuencia que te apedrearán hasta la muerte, ya fueras quién fueras.

Sí, un poco parecido a lo que pasaba todavía con la Iglesia cinco siglos atrás… Cinco siglos… Sólo 20 generaciones, pero todo un salto en el tiempo que a ellos les resulta imposible de imaginar, aunque algunos pocos lo han logrado.

Los terceros tratarán de encontrar subterfugios para justificar las palabras de Mahoma. Así, te dicen que ciertas revelaciones deben entenderse circunscritas a su tiempo, muy astuta forma de enfocarlo.

Por ejemplo, para explicar ciertos pasajes del Coran dice que hacen referencia a cuando los musulmanes eran amenazados; así te hace un muy elaborado y sesudo estudio de citas del Corán para demostrar que era en aquél tiempo esa cita era válida, el de Mahoma en que había pueblos que amenazaban a los pacíficos musulmanes, pero que luego, cuando la amenaza desapareció, ya no vale

Con ello quieren obviar que Mahoma atacó a diestro y siniestro a todo aquél que tuvo alrededor, y lo hizo desde el 622 hasta su muerte en el 632, no respetó a nadie, y tenía una táctica muy especial: Enviaba su emisario a un pueblo o ciudad, les decía que aceptaran el Islam, podían decir que no, pero entonces, les pedía que les pagara Jizyah (impuestos) aceptando que eran inferiores y se sometieran, y sino lo hacían entonces… A cortar cabezas (esto parece ser que en realidad fue idea de un importante general musulmán posterior, Khalid Ibn Al Walid, pero fue incorporado al Corán y forma parte de su metodología de trabajo en cuanto a sus relaciones con otros pueblos que tienen otras creencias).

Eso era una forma, otra era simplemente que llegaba a una ciudad, y si oía la llamada a la oración al amanecer no atacaba, pero si no oía esa llamada directamente entraba destruyendo todo a su paso. Además, dio instrucciones muy claras para salir a la conquista del mundo de esta forma. Por ello, estas personas normalmente muy versadas e inteligentes, sólo pueden convencer a los del punto 1 ó 2, no a personas que realmente sepan de su religión e historia. He visto muchos debates de sus más afamados “scholars”, imanes y sheiks con expertos del Corán, la Sunna y los Hadits y su historia, y siempre cuando intentan demostrar sus teoría terminan quedando mal, y hasta catastróficamente mal; teorías que sin embargo los de los punto 1 y 2 aclama enfervorizados, lo cual es lógico, les hace sentirse muy importantes y justificados, precisamente esa es la idea de esas teorías de sus líderes, no encontrar la verdad.

Diferente esto a los que hacen esta reinterpretación diciendo que eran cosas de otro tiempo, porque seguro que tiene buenas intenciones, es muy encomiable por tanto, pero es demasiado fácil, como en el caso anterior, demostrarles que no llegan muy lejos. Pero hay otro problema para una conversación sincera con ellos, porque si están rodeado de los del punto 1 ó 2 estás perdido si le señalas el error, ya que normalmente son cargos religiosos, respetables, y llevarle la contraria a alguien así también te hace merecedor que te apedreen. Llevarles la contraria es “Hate Speech” (discurso de odio), no dialogo, porque eso del “Free Speech”, hablar con libertad, es una clase que ellos se saltaron, lo cual es lógico también, les pone en mala situación tener que razonar y pensar seriamente, y no sólo creer sobre lo que están diciendo, así que como es algo que les hace sentirse incómodos tiene que ser odio, no simplemente que lo que creen no se sostiene más que por la fe ciega.

Y en general, si optas por olvidarte del pasado y de la religión e irte al presente tampoco avanzas mucho más. Porque si los confrontáis con hechos y datos actuales, por ejemplo con la violencia absolutamente desbocada de esa inmigración musulmana, las violaciones desatadas en Suecia o Alemania, entonces rápidamente se irán a que ese es también un discurso de odio, o que antes de nada debemos pedir perdón por nuestros crímenes (*), sin tener la menor consciencia que desde el 622 no han hecho otra cosa que la guerra a los infieles. Y si les hablas de los 1.400 niños violados en una sola cuidad al Norte de Inglaterra , inmediatamente te hablaran de los curas que abusaron de los niños (lo de los curas es un efecto gatillo), pero además de esas violaciones, no podrás criticar en su religión quienes se casan con niñas en matrimonios forzosos (una forma de violación), porque sería criticar el Profeta.

Al final te terminarán siempre hablando de las caricaturas de Mahoma o de las cruzadas (otro efecto gatillo), cuando estas se declararon después de 500 años en que los musulmanes estuvieran asolando, saqueando todo territorio que les caía a mano y sometiendo a esclavitud a cientos de miles;  o de la toma de Jerusalem, a la que sacan mucho provecho (otro efecto gatillo), pero ni mencionarles la caída de Constantinopla y otras muchas ciudades parecidas, mucho más sangrientas, esas no las reconocen, y Jerusalem fue una reacción a su constante ataque a los que no eran musulmanes, las ciudades que tomaron nunca les habían atacado, id a la historia, y veréis que sólo ya en el 633, un año después de la muerte de Mahoma, su mayor actividad era precisamente la guerra y se habían expandido enormemente, pero para ellos eso no cuenta.

Sea como sea, al final desistes porque los ofendidos son siempre ellos, y os aseguro que están muy ofendidos, no os imagináis cuanto(*), y eso lo notas porque en general saltan con una facilidad pasmosa como resortes a la mínima. Con personas así, tan susceptibles y en posesión de la verdad, que no van a admitir ni un solo error, por manifiesto que sea, no hay ni habrá posibilidad de llegar a un entendimiento nunca, aunque os aseguro que algunos de ellos dicen que lo quieren, pero debe de ser en sus términos. Hay una sensación perturbadora al tratar con ellos de que realmente se sienten superiores y te miran desde arriba.

Si un psicólogo hiciera un análisis de este tipo de personalidad, seguramente concluiría que es debido a un profundo sentimiento de inferioridad que intentan suplir con esa violencia, o incluso de culpa, consciente o no, que intentan eludir buscando las culpas ajenas, podría entenderse mucho con un análisis así, pero no se resolvería el problema.

Por supuesto, hay otra parte de musulmanes más inteligentes, que antes que musulmanes son personas, muy capaces y que quieren vivir en paz y prosperar, que entienden −como les pasó a los musulmanes de las cruzadas− que se vive mejor en territorio cristiano que en musulmán. Esta situación, es tan real que hoy es un problema para ellos la apostasía que están sufriendo entre sus filas (que se castiga con la muerte según su religión), o directamente el ateísmo. Pero estos están en minoría, y seamos conscientes que cuando en el pasado alguien quiso reformar el Islam, modernizarlo, siempre termino igual: Muerto.

Con lo cual la integración de esa comunidad, en esos términos tradicionales religiosos, en Occidente es una cuestión que considero imposible, estamos en el terreno del fanatismo religioso, del yo soy superior a ti por mi religión, no acepto nada que provenga de ti por ello (excepto tu dinero, claro, es la Jizyah que les debes por infiel, y las mujeres infieles que son como botín de guerra). En general, no son capaces de vivir su religión como algo personal e íntimo, por tanto mientras eso sea así uno de los dos ha de caer, y esto es de una importancia capital que no se quiere o no se es capaz de entender y aceptar, porque ellos siguen viviendo en el tiempo de las cruzadas, no se han movido de ahí, se han quedado congelados en el tiempo, aunque usen la tecnología del S XXI que, recordemos bien, se inventó en Occidente, porque mucho criticar Occidente, pero de aquí ha nacido todo lo que podéis ver a vuestro alrededor, así como el concepto de poder opinar y hablar libremente, sin temer a que decir algo pueda llevar a que te corten la cabeza.

Sin embargo, creo que los primeros aliados de Occidente pueden llegar a ser los propios musulmanes acostumbrados a vivir en Occidente, bajo una mayor libertad.

Es como aquella mujer que, después de haber llevado a sus cuatro primeras hijas a someterlas a la ablación genital, con la quinta había comprendido que eso era una salvajada, y le evitó ese trauma propio de tiempos brutales y oscuros; pero eso fue después de no sé cuantos años en Occidente, que al final comprendió que eso era una brutalidad; pero ojo, que según la Sharia eso es algo debido de un buen musulmán, y con eso no se bromea.

Además, y por poner otro ejemplo, no es lo mismo vivir en tribus, donde hay escasez y presión social, y donde vender tu hija que es una niña a un anciano para hacerla su mujer es lo normal y debido, ya que el anciano puede seguir asi los pasos y ejemplos del Profeta, a vivir en una sociedad donde comprendas que tu hija merece algo mejor, que no es un objeto con el que traficar. Pero, incluso si viven en Occidente, esta maduración puede llevar muchos, pero que muchos años, o no llegar nunca.

Pero estos que se están alejando son pocos, muy pocos, no creo que sean capaces de enfrentarse a la mayoría para mantener la libertad ganada, porque la mayoría no es así y lo demuestra cada día, lo vemos a diario poniendo patas arriba las sociedades a las que han llegado. No valoran nada, ni el lugar al que han llegado, ni el dinero que se les ha regalado, el hogar que se les ha dado, ni nada de nada, ¿y queréis saber por qué aparte de su absoluta falta de formación y educación?:

Porque todo eso es normal para quién se le ha enseñado que los cristianos y los judíos son seres inferiores, lo peor como dice el Corán, y que, por tanto, no es que les demos algo porque así lo hayamos decidido, por generosidad nacida de una cultura cristiana aunque ya no seamos cristianos (otro de sus gatillos, todo es religión), sino porque se lo debemos, es su derecho natural por ser musulmanes, dentro de ellos es así, es lo que les han repetído desde niños, no es sólo que nos odien, es que nos desprecian.

No creo que al final esto se pueda resolver sin un baño de sangre, porque he hecho la pregunta a ellos mismos para saber cómo resolverlo, y ninguno ha mirado el problema, sólo ha mirado cómo pueden plantear la cuestión para que nosotros les aceptemos a ellos sin que ellos tengan que renunciar a nada. Eso no es negociar, es imponer, y así no vamos a llegar a parte alguna.

________________________________________________________________

Recomendaciones de expertos en el Islam y su historia

Los recomiendo porque son muy accesibles de comprender, no se van por la línea erudita, sino que van a la parte práctica, directa y sintetizando la información.

Acts17Apologetics – Canal de David Wood

Apostate Prophet – Canal de un Ex-Musulmán

Growing up Muslim – De Aynaz Anni Cyrus – Ex-Musulmana

Why ISIS is Islamic Robert Spencer (este experto sufrió un atentado por parte de musulmanes, y tiene dos libros muy importantes, el último sobre la historia de la Jihad, que es muy recomendable sobre el que dejo el último enlace)

The History of Jihad (Muy recomendable de escuchar)

Entrevista a la activista pro-refugiados Rebecca Sommer Imprescindible por su experiencia

 

____________________________________________________________________

(*) ¿Por qué los musulmanes están ofendidos? Imaginad que ahora, los españoles, hacemos un recuento de todas las ofensas del pasado que otros nos hicieron… Pero no nos remontamos sólo, por ejemplo, al hundimiento del Maine por parte de los EEUU que fue como es sabido un ataque de falsa bandera, sino más lejos, a cuando las tropas de Napoleón nos invadieron, no todavía no, más lejos, cuando los ingleses… No más lejos, cuando los musulmanes invadieron la península y sometieron a los españoles a sus reglas (si algún idiota todavía se cree el tema de una época dorada en que vivíamos todos felices y comiendo perdices, pues eso, es idiota, no sabe nada del mundo musulmán y de sus reglas), pues no es suficiente, vete a los visigodos, o a los romanos, o a los cartaginenses o fenicios, a todos aquellos que, alguna vez, entraron en este territorio y atacaron a sus habitantes… Evidentemente tu no estabas aquí, es cierto, pero qué más da, lo importante es encontrar razones para estar ofendido. Así que haces una lista de todos los agravios y de todo lo que hicieron, y así estaríamos enemistados y en guerra para siempre con todos los países del mundo con los que tuvimos contacto.

¿Te imaginas levantarte cada mañana y hacer el repaso de todas las ofensas que desde la infancia otros te hicieron? En vez de tratar de enfrentar el nuevo día con fuerza y decisión para avanzar en tu vida, sólo estarías pensando en cómo vengarte o recobrarte de las ofensas, reales o no, del pasado. ¿No es infantil? ¿No es un falta total de madurez? Pues así son los musulmanes.

Porque alguien maduro se daría cuenta que no es inocente. Los españoles, que no nosotros porque no estábamos ahí, no habíamos nacido, invadieron territorios enormes, le hicieron la guerra a muchos otros pueblos, sometieron a otros muchos e hicieron daño. Ellos, los musulmanes, no son inocentes tampoco, no tienen un derecho natural como un niño malcriado a hacer lo que les dé la gana y que todos los demás se ponga al servicio de su capricho (tal como hacen, que en sus países tienes que seguir sus reglas, pero pretenden que en los que no lo son también), pero su sentido de la superioridad y egocentrismo, su supremacismo, les lleva a ello, y eso debería quedar evidente al más tonto, pero no queda a lo que observo.

Pero así son ellos, ellos nunca hicieron nada malo, y por ello están perpetuamente ofendidos, en vez de mirar hacia adelante siempre están mirando hacia atrás, buscando ofensas. Creo que es la forma de justificar su afán de conquista y de imponerse a los demás, así como una historia que chorrea sangre.

Es como si dijeran: “Como eres tan malo y has sido tan malo conmigo, me debes retribución, pedirme perdón por todo lo malo que me has hecho”. Eso les cuadra muy bien, porque no aceptan que ellos hayan hecho nada malo, sólo seguían las órdenes de Alá transmitidas a su Profeta, no son responsables de nada, y tu un infiel eres de lo peor, esto lo dice el Corán.

¿Quieres saber donde estas en su valoración según sus expertos en su religión que son los que les educan? Mira este enlace, y recuerda que Kafir significa no creyente, o sea todo el que no sea musulmán, así quizás comprendas mejor todo lo que hasta aquí he intentado explicarte, al saber con qué cosas somos para ellos comparables.

Eso sí… Si toda tu vida te has creído otro cuento, tómate tu tiempo, a mi también me costó al principio digerir todo esto, porque fue como asomarme a un enorme pozo negro, tan profundo y oscuro que daba vértigo… Así que sé que se tarda un poco en aceptar ciertas verdades, me ha pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .