Islamofobia… Formidable Herramienta

.

Captura de pantalla 2018-10-23 a las 17.34.27La razón de este artículo viene dada por la detención del director de Alerta Digital, Armando Robles, por denuncia de Islamofobia, así como la exigencia vía judicial de que Le Pen se someta a evaluación psicológica por publicar fotografías de los crímenes de ISIS, además de que ahora la demandan por haber publicado la orden que la exigía someterse a esa evaluación.

Es cierto que en este último caso no se habla de Islamofobia (1), ¿pero pedir someter a alguien a evaluación psicológica por publicar fotografías de los crímenes de un estado que se funda en el terror? Pensando en el objetivo final, creo que ambas cosas van de la mano, tienen la misma intención, aunque vayan por caminos distintos.

Por ello, mi objetivo es entender si el término Islamofobia tiene razón de ser, si es correcto, o si la palabra Islamofobia es simplemente otra Formidable Herramienta al servicio de lo cínicamente políticamente correcto, o sea el pensamiento único, para manipularnos.

Islamofobia… ¿Tiene sentido este término?

Sigue leyendo

Las Derrotas de las Élites, ¿Hay Esperanza?

A primera vista, cuando observas el mundo político, económico y social, o sea el entorno en el que vivimos, sólo ves caos. No hay nada que tenga sentido, si alguien quisiera hacerlo peor realmente se tendría que esforzar mucho, pero que mucho:

  • Corrupción generalizada, porque todos los partidos les estallan escándalos económicos y sino éticos y morales de todo orden, no se escapa nadie, ¿realmente se puede hacer peor?
  • Decisiones políticas que no sabes a qué fin sirven, porque carecen del menor sentido, siempre que entendamos como sentido político el tomar decisiones para el bienestar de la sociedad que gobiernas.
  • Una certeza cada vez mayor en la gente que los medios de comunicación y los políticos no son capaces no de decir dos verdades juntas, sino siquiera decir una.
  • La economía no funciona, no sólo seguimos en crisis, sino que la gente tiene la sensación que, incluso con inflado de burbuja inmobiliaria como está pasando, nada de todo eso responde a realidad alguna. Nunca la gente ha trabajado más y ha ganado menos. El que los medios nos griten lo contrario sólo confirma que no es verdad, estos tampoco aciertan a decir una verdad.

Sigue leyendo